miércoles, 5 de julio de 2017

Cuando se pone difícil

Basándome en el último dibujo que subí (después de una desaparición de caasi un mes) siento necesario escribir sobre un estado que he estado experimentando porque imagino que no soy la única que lo está viviendo y también porque varios psicólogos me han recomendado escribir cuando estoy así, aquí voy:


Mi problema actual es la organización del tiempo y la constancia, fin.

Bueno, en verdad llegué a esta conclusión luego de horas y días de sentirme miserable por avanzar muy lento o no cumplir plazos; uno siempre lee entradas en blogs o podcasts o videos de Youtube hablando sobre cómo ser freelance y no morir en el intento o consejos para organizar mejor tus tiempos o formas de designar tu horario de trabajo o cómo ser tu propio jefe y triunfar en la vida y mil cosas que al escucharlas suenan tan hermoso y piensas I CAN DO IT, pero después de anotar en la pared tu organización semanal, enumerar las 5 cosas que tienes que hacer en el día y sentarte en tu escritorio con un café lista para cumplir y ser una gran persona, te decepcionas tanto cuando te das cuenta que son las 23:45 y acabas de marcar UNO de los cinco items por hacer.

Esta es una entrada que rompe con toda esa fantasía (que para otras personas es una realidad, ¿CÓMO LO HACEN?) porque hablo desde mi oscuro rincón de desorden profesional, emocional y espiritual. (si, me pongo bien emo también a veces, varias veces)

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué las ganas de hacer las cosas están pero es tan difícil conectar tu cerebro con tu cuerpo para que trabaje? ¿Por qué me divido en dos Connies que están en una lucha eterna de exceso de trabajo y exceso de procrastinación?

Una vez leí por ahí que ser demasiado auto indulgente te perjudica en todos los sentidos de la vida, tal vez este es otro problema más que faltó incluir en el súper resumen de una frase que puse más arriba.

Lo bueno, es que me doy cuenta de las cosas en las que estoy fallando, lo malo, me cuesta mucho hacer algo REALMENTE ALGO para enmendarlo, cambiarlo, mejorarlo, dejar de estar en este ciclo de lentitud y desesperarme por ver que no avanzo tanto como me gustaría, como siento que debería.

Y es que en el fondo todo va bien, desde afuera, el flujo de trabajo está bien, tengo tiempo libre que puedo ocuparlo en los proyectos personales y también me quedan horas diarias para Netflix o loquesea, si tan sólo pudiese manejarlo mejor, si no tuviera estas crisis existenciales o de sobre exigencia conmigo, si no me enojara conmigo por no lograr lo suficiente.

Sé que el concepto "TU PROPIO JEFE" suena increíblemente bacán, que muchas personas cercanas (y lejanas) quisieran estar en algo así, manejar tus propios horarios, ingresos, no rendirle cuentas a nadie (eso es de una canción ¿o no?) y a mi también me parecía maravilloso, antes, antes de estar aquí, ahora, con una lista de cosas pendientes por hacer mientras sigo pegada en una sola porque me quedé pensando 2 horas en ese cortometraje animado que una vez quise hacer y que quedó ahí, dando vueltas, como el pensamiento de esa canción tan buena que me ayudaba a concentrarme, ¿cómo se llamaba? la voy a buscar, ah pero ahora tal vez sería bueno que trabajara en el cómic, aún sigo corrigiendo el guión porque me interesa que quede muy muy bueno, pero no, mejor termino estas 3 comisiones porque me comprometí a terminarlas esta semana. ah, verdad que estaba escribiendo en el blog.

  Y así, básicamente es eso lo que pasa.

Está difícil, y aunque siento que ya estuve peor en mi época noctámbula (cuando la motivación llegaba a las 10 de la noche y trabajaba hasta las 5 o 6 am para luego despertar a las 1 de la tarde y no desayunar jamás) aún tengo mucho por reparar y sé que es algo que depende totalmente de mi, dicen que cuando tocas fondo en algún aspecto de la vita, vas a renacer de tus cenizas just like the fénix (o algo así) y yo ya estoy muy en la mierda como para seguir aquí.

De tooooodas formas, suelo ser exagerada, por lo que el 50% de esta entrada está distorsionada y elevada en un +7,5 de veracidad, mi naturaleza drama queen-emo teenager me hace ser así, perdón.

Suele pasar que a principios de año uno está tipo ESTE SERÁ MI AÑO, VOY A CUMPLIR TODO LO QUE ME PROPONGA, SOY LA HOSTIA y un largo etc de frases motivadoras y buenos deseos para una misma, pero también suele pasar que termina siendo otro año igual al anterior o incluso peor. Sin embargo puede pasar que sí sea tu año, sí logres todas esas metas que anotaste en tu libreta de velador y al final te des cuenta que todo dependía de cómo afrontas el lidiar contigo mismo en momentos como éste, donde me hago problemas sola.

C.



Aprovecho el tema para mencionar lo agradecida que estoy con todas esas personas que por medio de Papafritología me contactan para pedirme dibujos, animaciones, logotipos y más, que aprecian lo que hago, que me entienden cuando les entrego los pedidos un poquito tarde y que han sido tan lindos conmigo cuando se han presentado dificultades, de verdad quiero dar el 100% de mi para que todo esto que tengo planeado funcione y que lo que he hecho hasta ahora siga igual de bien y muchísimo mejor.  (ay :') que bonito sonó eso) 









Compartir: >

4 comentarios:

  1. Te entiendo tanto estoy pasando por la misma situacion, espero que todo mejore pronto y puedas sacar todos tus proyectos, un besito ! (me rei mucho con lo de DRAMA QUEEN - EMO TEENAGER XD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias <3 ánimo para ti iguaaal (un poco tarde)

      Eliminar
  2. hhm al menos llevas a cabo la mayoria de tus metas, yo si llego a cumplir una hago fiesta por un mes (?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SE PUEDEEEE, sólo se necesita encontrar la motivación suficiente y BUM, se cumplen las metas :D así que invítame a la fiesta

      Eliminar